Enfermedades venosas

Las venas transportan la sangre a nuestro corazón cada día

Enfermedades venosas - Enfermedades venosas

¿Qué son las enfermedades venosas?

Las venas de las piernas tienen que trabajar muy duro para conseguirlo. Si no pueden hacer frente a ello, la sangre se estanca en las piernas y se pueden desarrollar varias formas de enfermedad venosa.

Las enfermedades venosas están muy extendidas. Muchos hombres y mujeres en Alemania tienen incluso enfermedades venosas crónicas. Con frecuencia la predisposición es genética, pero factores como estar mucho de pie o sentado en el trabajo, la obesidad y la falta de ejercicio físico también juegan un papel. La piernas cansadas y pesadas, la sensación de pinchazos o los tobillos hinchados pueden ser signos de insuficiencia venosa. Los cambios venosos se pueden contrarrestar con eficacia interpretando los síntomas adecuadamente y tomando las medidas preventivas precoces.

Ejemplos de enfermedades venosas

Los ejemplos típicos de enfermedades venosas son:

El sistema venoso

Mientras que las arterias transportan la sangre del corazón al cuerpo, las venas transportan la sangre sin oxígeno de regreso al corazón contra la gravedad. La bomba muscular en los músculos de las piernas y las válvulas venosas favorecen el funcionamiento. Al igual que una válvula, evitan que la sangre retroceda en las piernas. Si el sistema comienza a fallar, la sangre se estanca en las piernas y se forman arañas vasculares, varices, inflamación venosa y, en estadios muy avanzados, úlcera venosa de la pierna.

Signos y síntomas

Los primeros cambios en las venas de las piernas ya han comenzado normalmente mucho antes de que usted descubra las varices u otros signos visibles. El cansancio o los pinchazos en las piernas, los tobillos hinchados por la noche, la sensación de agujas y alfileres o el dolor en las piernas son las primeras señales de cambios en las venas. Las llamadas “venas de alarma”, un círculo de venas distendidas en el tobillo, son un signo precoz importante.

A esto le sigue posteriormente la hinchazón debido a la acumulación de agua, las llamadas "piernas hinchadas". Consulte a un flebólogo para que pueda elegir el tratamiento que sea más adecuado para usted. A propósito: la exploración es completamente indolora y no presenta riesgos en absoluto.

El sistema de clasificación CEAP

(flexikon.doccheck.com/de/CEAP-Klassifikation: Rabe, Eberhard; Gerlach, Horst E. (2005): Praktische Phlebologie. 2nd revised version. A. Stuttgart: Georg Thieme Verlag.:

Estadio

C 0 

C 1 

C 2 

C 3 

C 4a 

C 4b 

C 5 

C 6

Cambios

Sin signos visible ni palpables de enfermedad venosa

Telangiectasias o venas reticulares

Varices sin signos clínicos de insuficiencia venosa crónica

Varices sin edema

Varices con cambios tróficos de la piel divididos en:

Pigmentación o eccema

Lipodermatoesclerosis o atrofia blanca

Varices con úlcera venosa curada

Varices con úlcera venosa activa

Factores de riesgo

La insuficiencia venosa es con frecuencia genética. Pero otros factores como la laxitud del tejido conectivo básico, los embarazos y los cambios hormonales favorecen los trastornos venosos. El alcohol, que relaja los vasos sanguíneos, también puede influir, al igual que la obesidad y los problemas digestivos persistentes. Hábitos como estar mucho de pie o sentado y la falta de ejercicio físico también son negativos.

Prevención

"Mejor caminar y estar tumbado que estar sentado y de pie" es la regla de la Venen-Liga e.V. alemana. Mucho ejercicio físico y ejercicios específicos para las venas mantienen sus venas sanas y elásticas. Alternar la contracción y relajación de los músculos de las piernas mantiene realmente la sangre en movimiento. Las duchas con agua fría y caliente son asimismo un regalo para las piernas.

Comience a usar prendas de compresión regularmente. De este modo, no solo prevendrá las arañas vasculares y varices. En muchos casos, las prendas en las clases de compresión más bajas serán suficiente. Las ortopedias y las tiendas de moda venden modelos modernos que no parecen medias de compresión en absoluto.

A propósito de estilo: deje los tacones altos en la zapatera más a menudo y lleve zapatos planos.

El motivo: con los tacones altos, los músculos en el pie permanecen casi inactivos y la presión que los músculos ejercen en el sistema venoso es más débil. Por el contrario, con los zapatos planos se puede flexionar el pie con facilidad, lo cual, a su vez, activa la bomba muscular de la pantorilla.

¿Cómo se pueden tratar las enfermedades venosas?

Las enfermedades venosas no se curan, pero responden bien al tratamiento. Hay muchos métodos de tratamiento, incluso para cuadros clínicos avanzados. Los más importantes son el tratamiento de compresión y la cirugía de venas.

Productos de medi

Rate this Content

 
 
 
 
 
 
 
Rate
 
 
 
 
 
 
8 Rates
90 %
1
5
4.5