Ortesis de rodilla

Estabilización tras lesiones de rodilla

Ortesis de rodilla - Ortesis de rodilla

Ortesis de rodilla de medi

Las ortesis de rodilla se pueden utilizar de muchos modos: por ejemplo, una ortesis de estructura dura se puede utilizar tras una operación de rotura del ligamento cruzado. Una ortesis suave puede ser el tratamiento elegido para lesiones menos graves, por ejemplo, para estabilizar e inmovilizar la rodilla tras lesiones de los ligamentos laterales interno o externo.

Indicaciones para las ortesis de rodilla medi

La rodilla es una de las articulaciones más utilizadas en el cuerpo humano y, por eso, es particularmente susceptible de sufrir dolores y lesiones. medi ha desarrollado tres modelos de ortesis de rodilla diferentes.

Por ejemplo, una rotura de ligamento cruzado puede producirse de repente al cambiar de dirección mientras corremos o saltamos. Si el movimiento es demasiado violento, se pueden romper los ligamentos cruzados en el centro de la articulación de la rodilla.

El menisco, que se encuentra entre el fémur y la tibia, asegura una distribución óptima de la presión en la pierna. La susceptibilidad del menisco aumenta con la edad: se puede romper porque se vuelve frágil. Una lesión de menisco normalmente requiere una operación.

Después de la operación de ligamento cruzado o menisco, el médico puede recetar una ortesis de rodilla para ayudar al paciente a iniciar la rehabilitación y recuperar la movilidad tan rápido como sea posible. El grado de flexión/extensión se puede ajustar individualmente dependiendo de la recuperación y las exigencias del tratamiento.

Rate this Content

 
 
 
 
 
 
 
Rate
 
 
 
 
 
 
6 Rates
77 %
1
5
3.85