Aumento de pecho

En un aumento de pecho, el cirujano introduce implantes en una cavidad entre la glándula mamaria y el músculo del pecho o detrás del músculo del pecho.

Aumento de pecho - Aumento de pecho

Para aumentar la autoestima

Muchas mujeres consideran que un busto pequeño es una limitación para su autoestima y su feminidad. Por eso es frecuente que un aumento de pecho vaya unido a un deseo de aumentar una sensación subjetiva de bienestar.

Los métodos quirúrgicos modernos y los implantes de gran calidad permiten obtener resultados seguros y muy naturales.

Los pechos pequeños se deben habitualmente al subdesarrollo o la falta de desarrollo congénitos de los pechos. Del mismo modo, los embarazos, la lactancia y la pérdida de peso pueden hacer que se reduzca el volumen de los mismos.

El aumento de pecho puede hacerse a cualquier edad, siempre que haya acabado la fase de crecimiento. Normalmente tras un aumento de pecho se conserva la sensibilidad y la capacidad de lactancia.

Hoy en día para los aumentos de pecho se utilizan implantes formados por una bolsa de silicona rellena con materiales diversos, como el gel de silicona, la solución salina fisiológica o el hidrogel. Tienen una superficie rugosa (con textura) que reduce sensiblemente el riesgo de endurecimiento de la cápsula. Actualmente se considera que los implantes de gel de silicona son los que se toleran mejor, imitan muy bien el tacto natural del pecho y se fabrican en casi cualquier tamaño y forma (redonda o en forma de gota).

A pesar de los innumerables estudios científicos realizados a nivel internacional, hasta ahora no ha podido demostrarse ninguna relación entre los implantes de gel de silicona y el cáncer, las enfermedades reumáticas o las enfermedades autoinmunitarias.

Para introducir el implante hay que hacer pequeños cortes en la piel, dependiendo de la técnica se realizan en la axila, en el pliegue mamario o por el borde de la aureola. Tras un proceso de cicatrización normal, las cicatrices que quedan son prácticamente invisibles. La cavidad donde se introduce el implante se sitúa entre la glándula mamaria y el músculo pectoral, o detrás del músculo pectoral.

Inmediatamente después de acabar la operación se aplica un vendaje elástico sobre los pechos. Aproximadamente diez días después se quitan los puntos. Para estabilizar el resultado de la operación, es importante llevar día y noche un sujetador especial que proporcione una buena sujeción durante unas cuatro semanas, además de evitar cualquier esfuerzo físico importante.

El cuerpo humano

El cuerpo humano

El cuerpo humano es un complejo prodigio de la naturaleza

Cuerpo

Producto aconsejado

Prendas de compresión de medi

Cuidado exitoso después de la cirugía cosmética

Prendas de compresión

Belleza

Enfocando pecho y cintura

Enfocando pecho y cintura

Belleza

Rate this Content

 
 
 
 
 
 
 
Rate
 
 
 
 
 
 
0 Rates
0 %
1
5
0