Tendones y ligamentos

Entre los músculos y los huesos

PDF | Seite drucken | Seite weiterempfehlen

Ortesis de rodilla M.4s

Los tendones son los que conectan los músculos con los huesos y transmiten la fuerza a todo el esqueleto.

Están formados por fibras de colágeno que cuando no están sometidas a tensión son ligeras y onduladas, lo que permite amortiguar la transmisión de la fuerza a los huesos.

Las vainas tendinosas son unos tubos conductores llenos de líquido. Están situados donde los tendones tienen que girar o pasar sobre los salientes huesos. De esta forma se evita que al moverse los tendones rocen con los tejidos circundantes.

Las articulaciones están sujetas con ligamentos. Los ligamentos son conexiones de tejido conjuntivo entre dos huesos, que ayudan a estabilizar la articulación. En general son poco elásticos, lo que significa que están laxos o se desgarran cuando se distienden excesivamente.

Las lesiones de ligamentos de rodilla son una lesión deportiva bastante frecuente. Estas lesiones siempre consisten en una distensión o un desgarro de ligamentos cruzados a causa de un efecto directo o indirecto, por ejemplo cuando el movimiento de rotación de la rodilla se detiene bruscamente.

En la práctica deportiva también son bastante frecuentes las lesiones ligamentosas del tobillo. En determinadas condiciones al apoyar el pie en el suelo puede producirse un desgarro de los ligamentos externos y lesiones de la cápsula articular.