Las venas

Diversas causas de las enfermedades

PDF | Seite drucken | Seite weiterempfehlen

El sistema venoso

A menudo existe una predisposición hereditaria. En general, las afecciones venosas aparecen con mayor frecuencia con la edad o tras un embarazo.

Las profesiones que obligan a estar mucho tiempo de pie o el sobrepeso son factores debilitadores del tejido conjuntivo que afectan a nuestras venas. El alcohol, que tiene un efecto vasodilatador, los cambios hormonales propios del embarazo o causados por un tratamiento médico, así como el estreñimiento crónico favorecen la aparición de las afecciones venosas, que afectan con mayor frecuencia a las mujeres que a los hombres. Si no está seguro de si tiene las venas sanas, deje que le vea un médico y le asesore.

A menudo basta ponerse a tiempo unas medias ortopédicas de compresión para conservar la belleza de las piernas, incluso con una afección venosa.

Al principio las afecciones venosas apenas provocan molestias, porque las deformaciones leves de las venas de la pierna no duelen.  Pero si se dejan sin tratar, las afecciones venosas pueden cronificarse en poco tiempo. A menudo eso conlleva un buen número de complicaciones evitables y costosas, desde varices hasta piernas ulceradas. El tratamiento es cada vez más insidioso y costoso.

Los cuadros clínicos más frecuentes de las venas de las piernas son: