Articulaciones

Terapia articular de medi

PDF | Seite drucken | Seite weiterempfehlen

Vendaje de rodilla Genumedi

Las articulaciones son uniones móviles que permiten que un hueso se mueva con respecto a otro.

La amplitud del movimiento posible no depende sólo de su forma, sino también de las estructuras que la rodean (musculatura, ligamentos, cápsula).

Los extremos de los huesos están cubiertos por el cartílago articular, que sirve para alisar cualquier irregularidad de las superficies articulares y como amortiguador, gracias a su capacidad de deformación. La alternancia continua entre esfuerzo y reposo asegura la nutrición equilibrada y la conservación del cartílago articular.

Dolores articulares

Un dolor intenso puede ser el inicio de una artrosis (desgaste articular). Es un dolor que se intensifica con el tiempo húmedo y frío y con los esfuerzos intensos.

Los esfuerzos bruscos son los más dolorosos. Lo típico es que la articulación duela “en frío", es decir, al empezar a moverse. Por ejemplo en la rodilla, el dolor aparece al salir del coche, tras estar bastante tiempo sentado, etcétera. El dolor desaparece al empezar a moverse, pero reaparece tras un esfuerzo prolongado.

Los dolores y torsiones que se producen tras una caída, un golpe o algún otro accidente, pueden ser un indicio de una congestión, un esguince, una lesión tendinosa o una fractura ósea. Para un lego no suele ser fácil distinguir una lesión de otra, porque determinadas fracturas óseas y lesiones tendinosas no provocan prácticamente ninguna molestia, mientras que un esguince "banal" puede provocar un dolor intenso. Así que no espere a que el dolor articular desaparezca por sí solo, vaya al médico: es el único que puede decidir si necesita un tratamiento y cuál debe ser.